Available in: English | Français | 한국어 | Português | Español |

Utilizamos palabras para comunicarnos, pero la forma en que se utilizan cambia con el tiempo. El libro Transforming Mission[1] de David Bosch describe cómo el entendimiento de la misión por parte de la iglesia ha pasado por no menos de seis cambios de paradigma en los últimos dos mil años. Sin embargo, en los últimos 60 o 70 años, el pensamiento sobre la misión se ha visto dominado por la idea de que la misión es un asunto de Dios. La misión no es solo una actividad de la iglesia, sino más fundamentalmente una participación en la Misión de Dios. Ya sea como iglesias o como discípulos individuales, se nos invita a unirnos al Espíritu en lo que él está haciendo en el mundo y en nuestra vecindad.

La misión no es solo una actividad de la iglesia, sino más fundamentalmente una participación en la Misión de Dios.

Desde el Tercer Congreso de Lausana para la Evangelización Mundial, celebrado en Ciudad del Cabo en 2010, el Comité Nacional del Movimiento de Lausana de España se comprometió a promover el enfoque de la Misión de Dios dentro de la iglesia española. Este compromiso nos dio[2] el deseo de investigar si la comprensión teológica y la práctica de la «misionalidad» estaba avanzando o retrocediendo dentro de las iglesias evangélicas españolas.

¿Cómo se puede medir la comprensión y la práctica misional?[3] ¿Es posible medir el grado en que esa comprensión se ha asimilado y se ha convertido en práctica? No existen herramientas para medir una realidad tan multidimensional y, como he explicado en otro lugar, la medición de la misión está plagada de dificultades.[4]

Metodología de investigación

Adoptando un enfoque de Teoría Fundamentada en Datos (Grounded Theory) para explorar las dimensiones desconocidas de la comprensión y la práctica misional, desarrollamos un cuestionario de dos partes como herramienta de investigación. Fue enviado a pastores y líderes de iglesias evangélicas durante la primavera y el verano de 2018, y recibimos respuestas de 403 líderes, alrededor de uno de cada ocho de todos los líderes de las iglesias en España.

La primera parte del cuestionario consistía en 18 preguntas cuantitativas, en las que se pedía al encuestado que puntuara a su iglesia en una escala de uno a cinco en 18 áreas relacionadas con la comprensión y la práctica misional. Las preguntas se dividían en tres grupos de seis bajo los siguientes títulos: Proclamación del Reino, Demostración del Reino y Encarnación del Reino.

La segunda parte consistía en 4 preguntas cualitativas que permitían al encuestado responder libremente. Las cuatro preguntas eran:

¿Cuál es el propósito de la iglesia local?

¿Cuál es el propósito del pastor/liderazgo de la iglesia?

¿Qué es para ti la Misión de Dios?

¿Qué significa ser misional para ti?

Resultados cuantitativos

El informe completo[5] ofrece un desglose detallado de todas las medidas cuantitativas para cada uno de los aspectos de Proclamación, Demostración y Encarnación del Reino de Jesús, pero el siguiente gráfico ofrece al lector una idea de la riqueza de los datos.

TablA 2: DISTRIBUCIÓN GRUPO 1 – ProclamaCIÓn

1.1 Hay oportunidades frecuentes para que las personas respondan al evangelio.
14%
32%
54%
1.2 Hay oportunidades frecuentes para que los miembros conozcan proyectos evangelísticos en los que se puedan involucrar.
23%
30%
47%
1.3 La iglesia está atenta a las necesidades de nuestro barrio/población para determinar si existen grupos étnicos, demográficos o subculturales que no están siendo alcanzados por el anuncio del reino de Dios a través de Cristo.
36%
29%
35%
1.4 La iglesia está comprometida con al menos un projecto evangelístico local o global.
12%
20%
68%
1.5 La iglesia piensa activamente y en oración en cómo podría estar implicada en el estabelecimiento de una nueva congregacións.
35%
19%
46%
1.6 Hay un compromiso de orar regularmente como iglesia para que los inconversos se conviertan, tanto en el mundo como en la localidad.
12%
13%
75%
Mi iglesia no esta haciendo nada en este apartado
Mi iglesia lo hace pero muy de vez en cuando
Mi iglesia lo esta haciendo pero no destacadamente
Mi iglesia lo hace con frecuencia y bastante bien
Mi iglesia se destaca en este apartado

Las seis medidas utilizadas para medir el aspecto de Proclamación indican que las iglesias evangélicas españolas oran por la conversión de los que aún no conocen a Jesús y un buen número de ellas está comprometida con alguna forma concreta de proclamación, ya sea en su propia ciudad o en otros lugares más alejados. La visión intercultural y el conocimiento de la diversidad del contexto local son los aspectos más débiles de las iglesias españolas. En los últimos 20 años, la migración ha transformado la demografía de las ciudades y pueblos españoles, pero muchas iglesias no están atentas a la oportunidad de compartir el evangelio con el mundo que está a nuestras puertas.

La plantación de iglesias parece ser más una cuestión de blanco y negro. Algunas iglesias son muy conscientes de la oportunidad de plantar iglesias mientras que otras parecen estar más preocupadas por su propia supervivencia y no consideran esta posibilidad.

Algunas iglesias son muy conscientes de la oportunidad de plantar iglesias mientras que otras parecen estar más preocupadas por su propia supervivencia y no consideran esta posibilidad.

En cuanto al aspecto de Demostración del Reino, el 60 por ciento de los líderes dijo que las iglesias están comprometidas con algún proyecto social, ya sea local o mundial. Nuevamente, la respuesta más débil correspondió a la medida de la atención a las necesidades de los grupos étnicos, demográficos o subculturales de su vecindad que no se beneficiaban de la demostración de la compasión de Jesús a través de la iglesia. Solo el 35% dijo que estaban haciendo esto bien o muy bien.

En términos generales, el grupo más débil de respuestas correspondió al aspecto de Encarnación del Reino. La respuesta más positiva se obtuvo al preguntar a los líderes si se estaba enseñando el énfasis del evangelio en la misión. Más de tres cuartas partes de los encuestados están satisfechos de que esto es así. Sin embargo, a la pregunta de si la iglesia comprueba regularmente que sus líderes no dediquen demasiado tiempo a los asuntos internos de la iglesia y así liberar tiempo para estar en contacto con los que no pertenecen a la iglesia, se encontró que el 35% nunca o rara vez lo hace.

Resultados cualitativos

Las respuestas a las cuatro preguntas cualitativas se codificaron y se identificaron categorías dentro de los datos. Luego fueron combinados en macrocategorías en algunos casos.

1. ¿Cuál es el propósito de la iglesia local?

La comprensión del propósito de la iglesia que predomina en las iglesias evangélicas españolas puede deducirse de la frecuencia con la que se mencionaron ciertos conceptos en las respuestas. En orden de frecuencia decreciente de respuestas, el propósito de la iglesia es Proclamar (73%), Congregar (60%), Demostrar (52%) y Discipular (29%). En el informe, las subcategorías se tabulan como sigue en el caso de Proclamar.

Categoría
Número de encuestados
Porcentaje
1. Proclamar
232
73%
Evangelio/Evangelizar
132
42%
Proclamar/Predicar el evangelio
77
24%
Testimonio/Ser testigos/Dar a conocer a Jesús
61
19%
Alcanzar a los no cristianos
51
16%

 

2. ¿Cuál es el objetivo del pastor/liderazgo de la iglesia?

Al realizar la evaluación de las respuestas a esta pregunta, encontramos que era posible abordar el análisis desde dos perspectivas diferentes. Una perspectiva se centra en el papel del pastor como líder y el liderazgo como la tarea que debe realizar. La otra perspectiva entiende que el liderazgo incluye los cinco ministerios principales mencionados en Efesios 4:11, de los cuales la tarea de pastor es solo uno.

Perspectiva pastor «tradicional»
Capacitar
Cuidar
Predicar y enseñar
Administrar
Dirigir
Perspectiva liderazgo plural (Efesios 4)
Apóstol
Profeta
Evangelista
Pastor
Maestro

 

Visto desde una perspectiva pastoral, los líderes españoles consideraron que su tarea era la de capacitar (70%), cuidar (68%), predicar y enseñar (40%), administrar (35%) y dirigir (26%). Bajo capacitar estaban categorías como equipar a la iglesia para el ministerio, evangelización y desarrollar sus dones, entre otras. El perfil del modelo pastoral que se revela es uno centrado en el desarrollo de los creyentes. Sin embargo, esta convicción teórica debe contrastarse con la realidad de que, lamentablemente, esta capacitación suele estar centrada en la iglesia local y no en la misión.

Cuando el mismo conjunto de datos se vio a través de la lente de Efesios 4, surgió una imagen ligeramente diferente, que quizás se corresponde más con la realidad. Si las categorías de respuesta se agrupan bajo los denominados «cinco ministerios», vemos el siguiente desglose: las respuestas más comunes corresponden a los ministerios de maestro (70%), pastor (65%), apóstol (52%) y las menos comunes a los de evangelista (35%) y profeta (16%). Observamos con cierta tristeza que, interpretado de este modo, solo un tercio de los líderes de las iglesias españolas entiende que la misión y/o la evangelización ocupa el lugar principal en su mente como su propósito.

Categoría
Número de encuestados
Porcentaje
1. APOSTÓLICO (Líder)
163
52%
Dirigir/Supervisar/Guiar
73
23%
Transmitir la misión
63
20%
Ayudar a la iglesia a alcanzar sus propósitos
33
11%
Dar visión
24
8%
Coordinar/Administar/Representar
15
5%
2. PROFETA (Líder)
49
16%
Predicación/Proclamación
32
10%
Discernimiento
15
5%
Conocer localidad/detectar necesidades
61
19%
3. EVANGELISTA (Misión)
110
35%
Evangelio/Evangelismo
69
22%
Misión/Extensión der Reino
49
16%
Crear puntos de misión/plantar iglesias
3
1%
4. PASTORAL
204
65%
Pastorear/Cuidar
107
34%
Velar (moral, doctrina, espiritualidad)
53
17%
Ejemplificar
49
16%
Animar/Motivar/Inspirar
41
13%
Servir a los demás/Amar
38
12%
Estimular Comunión
11
4%
5. MAESTRO
219
70%
Ensenãr/Edificar
103
33%
Capacitar/Equipar
95
30%
Discipular/Discipulado
41
13%
Desarollar/Madurar
39
13%
Formar/Potenciar dones
35
11%
Efesios 4
26
8%
Formar líderes/Delegar
22
7%

 

3. ¿Qué es para ti la Misión de Dios?

Uno de los objetivos clave de esta investigación era medir hasta qué punto los líderes de iglesia españoles habían asimilado el concepto de misión como la Misión de Dios. Las respuestas a esta pregunta fueron codificadas y categorizadas, y luego fueron situadas en un continuo.

Dios ha delegado su misión en nosotros
Misio Dei es colaborar con Dios
La Misión de Dios es la misión soberana de Dios

 

En un extremo del continuo están las respuestas que entienden que la Misión de Dios es una actividad de la iglesia o del creyente. La Misión de Dios se entiende como ser testigos/proclamar el evangelio, hacer discípulos, mostrar amor, hacer visible el evangelio, servir a los que nos rodean y responder a las necesidades. El 51% de los encuestados entiende la Misión de Dios como un encargo divino a la iglesia.

En el otro extremo del continuo, encontramos a quienes consideran que la Misión de Dios es, esencialmente, la iniciativa soberana de Dios. Estos encuestados entienden que la Misión de Dios es reconciliar al mundo/las personas con Dios, redimir toda la creación, glorificarlo/ darlo a conocer en la tierra o completar la salvación. Sumando todas estas respuestas, suman algo menos de un tercio de los encuestados (30%).

Y, por supuesto, entre estos dos extremos, encontramos un grupo de respuestas que entienden la Misión de Dios como colaborar con Dios en su Misión: vivir un estilo de vida misionero, servir a Dios, cooperar con él, ser agentes de cambio y transformación, ser presencia e influencia en nuestro contexto, ser sal y luz, entre otras, sumando el 57% ciento del total.

En conjunto, las respuestas siguen inclinándose hacia el lado activista en cuanto a los conceptos de misión. A pesar de todo el énfasis en la Misión de Dios, la misión sigue siendo vista por muchos en España como una actividad de la iglesia.

4. ¿Qué significa ser misional para ti?

Por último, tratamos de establecer cómo entendían el término «misional» los líderes de las iglesias españolas. Las respuestas fueron muchas y variadas, pero podrían agruparse en las siguientes categorías: una actitud de corazón hacia Dios (44%), la forma en que vivimos nuestra vida diaria (35%), influir en nuestro contexto (35%), evangelización (31%), contextualización (10%) y ser misionero (8%). Aunque el término «misional» tiene menos de veinticinco años, la mayoría de los líderes están familiarizados con él, aunque lo interpretan de diferentes maneras.

Ofrecemos este estudio como modelo para otros países que deseen medir la comprensión y la práctica misional.

Conclusiones

Nuestro estudio encontró que los líderes de las iglesias evangélicas en España siguen considerando la proclamación del evangelio de gran importancia, pero hay una necesidad de poner más énfasis en el discipulado. Aunque la proclamación se ve como el propósito principal de la iglesia, la misión y la evangelización no se entienden como la tarea principal de los líderes de la iglesia. La Misión de Dios y el término «misional» son ampliamente entendidos y utilizados, pero aún predominan los que consideran la Misión de Dios como una tarea que él ha delegado en la iglesia.

La intención del grupo que realizó esta investigación es repetir esta encuesta dentro de unos años para ver cómo evoluciona esta comprensión. En cierto modo, este estudio no es más que una línea de base, y debemos ser cautos a la hora de ser demasiado categóricos en su interpretación. Dado que este estudio se realizó antes de la pandemia del COVID, será una comparación muy interesante.

¿Hasta qué punto estos resultados son generalizables fuera de España? Yo sugeriría que algunas de estas características pueden ser evidentes en otros países europeos,[6] y quizás también a nivel mundial, pero eso lo debe juzgar el lector. La necesidad de un mayor énfasis en el discipulado es común en muchos países del mundo. También hay un desafío en cuanto al énfasis excesivo en las necesidades internas de la iglesia en detrimento de la misión y la evangelización.

Ofrecemos este estudio como modelo para otros países que deseen medir la comprensión y la práctica misional. Creemos que puede formar parte de un proceso para fomentar la participación en la Misión de Dios de las iglesias de un país determinado.[7]

Notas

  1. David Bosch, Transforming Mission (Maryknoll: Orbis, 1991).
  2. The report was written by the team which designed, collected, and analysed the data on behalf of the Lausanne Committee of Spain: Ron Anderson, Eliseo Casal, Jaume Llenas, Jim Memory and Francisco Mira. https://lausanne.org/es/contenido/la-misionalidad-de-las-iglesias-evangelicas-en-espana
  3. This is a question I explored in an article in Vista Journal: Jim Memory, ‘Measuring Missional,’ Vista Journal, Vista 12 (January 2013), https://www.europeanmission.redcliffe.ac.uk/latest-articles/measuring-missional.
  4. Jim Memory, ‘How can we measure the effectiveness of church planting?’ in Church Planting in Europe: Connecting to Society, Learning from Experience, ed. Evert Van de Poll and Joanne Appleton (Oregon: Wipf & Stock, 2015); Jim Memory, ‘Movements of the Spirit: Church Planting and the Church in Mission’ in The Church in Mission: Foundations and Global Case Studies, ed. Bertil Ekström (Pasadena: William Carey Library, 2016).
  5. El informe completo. 
  6. Nota del editor: Ver el artículo de Peter Brierley “El cristianismo en el Reino Unido” en el número de septiembre 2021 del Análisis Mundial de Lausana, https://lausanne.org/es/es-01/el-cristianismo-en-el-reino-unido
  7. Nota del editor: Ver el artículo de Ray Peng “Transformar la iglesia para que sea misional” en el número de noviembre 2018 del Análisis Mundial de Lausana, https://lausanne.org/es/contenido/aml/transformar-la-iglesia-para-que-sea-misional

Jim Memory es miembro del Equipo de Liderazgo Internacional de la Misión Cristiana Europea (ECM). Él y su esposa Christine fueron plantadores de iglesias en España entre 1994 y 2008, antes de pasar al liderazgo misionero. Durante los últimos 10 años Jim ha enseñado los módulos de postgrado sobre misión europea en Redcliffe College y continúa haciéndolo ahora en All Nations Christian College (Reino Unido). Es autor de Europe 2021, un informe reciente sobre el contexto de la misión en Europa hoy. También forma parte del grupo directivo de Lausana Europa - Conversación y Reunión 20/21 - Evangelio Dinámico-Nueva Europa.