¿Despertarán las iglesias europeas a lo que Dios está haciendo en todo el continente? El futuro de Europa depende de ello.

En muchos sentidos, el cristianismo es lo que ha hecho a Europa lo que es. Ningún otro continente ha estado expuesto al cristianismo durante un periodo tan prolongado y de forma tan amplia. Sin embargo, así como Europa fue el primer continente ser cristianizado, también fue el primero en ser descristianizado.

90%

de los cristianos vivían en Europa y Norteamérica a principios del siglo XIX

60%

vivían en África, Asia, Sudamérica y el Pacífico a fines del siglo XX

A principios del siglo XIX, más del 90% de los cristianos vivían en Europa y Norteamérica, mientras que, a fines del siglo XX, más del 60% vivían en África, Asia, Sudamérica y el Pacífico. El historiador y misiólogo Andrew Walls, fallecido el mes pasado, fue uno de los primeros en observar y estudiar este cambio en “el centro de gravedad cristiano». [1]

Muchos ven a Europa como completamente poscristiana o secular, pero la realidad es mucho más compleja. Y, fuera de los focos, se está produciendo una extraordinaria reevangelización de Europa.

Podemos identificar tres dimensiones de este fenómeno: iglesias de la diáspora, movimientos y plataformas de plantación de iglesias y la próxima generación.

Cristianismo intercultural: ¿el futuro de Europa?

Dios está utilizando a personas en movimiento para reevangelizar el continente europeo.

La migración de cristianos de otros lugares y la formación de iglesias de la diáspora no son nada nuevo en Europa. Las iglesias de la diáspora europea forman parte de la historia de Europa. Muchos pueblos y ciudades de Europa tienen importantes comunidades de la diáspora europea e iglesias históricas de la diáspora.

Sin embargo, en las dos últimas generaciones, la migración del Mundo Mayoritario ha visto un número significativo de nuevas iglesias de la diáspora plantadas en toda Europa, incluidas congregaciones de habla hispana y/o brasileña, iglesias chinas e iglesias africanas negras, que son las más numerosas. Solo la Iglesia de Dios Cristiana Redimida tiene hoy más de 750 congregaciones, y sigue plantando 25 nuevas iglesias en Gran Bretaña cada año.[2] Y ésta es solo una de muchas denominaciones. Si hay una población africana en una ciudad europea, es casi seguro que habrá una iglesia de la diáspora africana, incluso sin que los cristianos europeos estén al tanto.

750

congregaciones de Iglesia de Dios Cristiana Redimida

25

nuevas iglesias plantadas en cada año

Si bien son estadísticas prometedoras, la presencia de iglesias de la diáspora en Europa no conduce automáticamente a la reevangelización efectiva de Europa. Como ha observado Harvey Kwiyani:

Hasta ahora, las iglesias africanas en Europa solo han tenido un éxito considerable en la evangelización de sus compatriotas africanos. Una parte muy pequeña de ellas ha hecho alguna incursión para tratar de llegar a europeos. Muchos dicen que es demasiado difícil llegar a ellos. Muchos me han dicho: «Nos obliga a hacer las cosas de forma diferente, y eso es demasiado incómodo». Por «hacer las cosas de forma diferente», se refieren a cosas como tener servicios de culto más cortos o tener que adoptar la evangelización relacional. Para estos pastores que al menos quieren o intentan participar en la misión entre europeos, su presencia en Europa les hace creer que tienen que ser misioneros para los europeos. Por ello, intentan contextualizar sus ministerios para los europeos, con escaso éxito. La mayoría de ellos carecen de una formación que les permita entender qué aspecto debería tener la misión transcultural para los europeos.[3]

Pero no toda la responsabilidad de este fracaso recae en los líderes de las iglesias de la diáspora. Muchas iglesias europeas nativas no han querido o no han sabido cómo ayudar a los cristianos de la diáspora a llegar a la población local.

No obstante, a lo largo de la pandemia del COVID-19, ha habido indicios de que líderes de iglesias de la diáspora y de iglesias europeas nativas en pueblos y ciudades de todo el continente se han apoyado mutuamente. Estas conexiones pueden ser un importante estímulo para una mayor colaboración en el futuro.

Además, a medida que los cristianos de la diáspora de segunda y tercera generación asumen el liderazgo, buscan cada vez más establecer iglesias interculturales que pueden llegar más fácilmente a europeos nativos.

El futuro de la iglesia en Europa bien puede depender del surgimiento de un cristianismo intercultural auténticamente europeo.[4]

Los muchos rostros de los movimientos europeos de plantación de iglesias

No solo los cristianos del Mundo Mayoritario están plantando iglesias. La plantación de iglesias en general se ha acelerado en toda Europa, en parte debido a la aparición de plataformas nacionales de plantación de iglesias.

Por ejemplo, la visión del CNEF[5] (Consejo Nacional de Evangélicos Franceses) de plantar una iglesia evangélica por cada 10.000 personas ha estimulado la plantación de iglesias en Francia. En promedio, en los últimos años, una iglesia es plantada cada siete días aproximadamente en Francia.

En muchos países europeos han surgido plataformas similares, algunas como resultado de procesos para facilitar la plantación de iglesias, como M4 y Multiplication Network, otras como resultado de actores catalizadores/apostólicos como Relational Mission o la Red de Plantación de Iglesias de Lausana, y otras a través de redes internacionales como City-to-City o Acts29.[6] De una forma u otra, la reunión de 170 líderes de plataformas de casi treinta países en Berlín a principios de 2018 indicó la llegada de una nueva dinámica en Europa: los Procesos Nacionales de Plantación de Iglesias (NC2P).

Las iniciativas denominacionales de plantación de iglesias han visto cientos de iglesias plantadas en los últimos años. Las agencias de misión centradas en la plantación de iglesias, como Misión Cristiana Europea (ECM), Misión de la Gran Europa (GEM), Operación Movilización (OM) y Communitas, siguen desempeñando su papel en la iniciación de nuevas comunidades cristianas, a menudo en colaboración con iglesias nacionales.[7] Y las redes ICP y Mosaik están plantando iglesias que buscan llegar explícitamente a diferentes etnias.[8]

Junto con la plantación de iglesias, hemos visto el surgimiento de nuevas formas de comunidad cristiana que no siempre se parecen a las iglesias convencionales. Pueden llamarse expresiones frescas,[9] comunidades misionales o pueden resistirse a la clasificación por completo, pero la innovación de nuevas comunidades de seguidores de Jesús que llegan a aquellos que tal vez nunca se involucrarían con las iglesias «convencionales» es una de las formas en que el Espíritu Santo está renovando y haciendo crecer la iglesia en Europa. Luego están los movimientos de formación de discípulos, como Los Navegantes, The Turning o Go Movement, que se centran en la evangelización y el discipulado de nuevos cristianos.[10]

En resumen, la reevangelización de Europa a través de movimientos de plantación de iglesias tiene muchos actores.

Con la pandemia del COVID-19, la necesidad de construir una comunidad cristiana de nuevas maneras ha obligado a muchas iglesias y movimientos de plantaciones de iglesias a enfrentar su dependencia de edificios. Esta innovación forzada puede resultar ser, en realidad, parte de cómo Dios está renovando su iglesia en Europa.

Las conferencias virtuales y/o híbridas, como el próximo Encuentro Lausanne Europa 20/21 en noviembre de 2021, son probablemente el futuro y pueden permitir una colaboración aún más dinámica que nunca para la reevangelización de Europa.

El impacto a largo plazo de la pandemia en la forma que tendrán las iglesias del futuro se hará patente en los próximos años. La flexibilidad y la falta de infraestructura de las comunidades misionales han permitido que se adapten más fácilmente a la nueva realidad, pero también han sufrido algunos de los mismos problemas que las iglesias de la diáspora en cuanto a la pérdida de una intensa vida comunitaria. No obstante, existe la esperanza de que todos los tipos de iglesias hayan aprendido lecciones vitales sobre la verdadera esencia de la comunidad cristiana en este último año.

Liberar a la próxima generación para el liderazgo

Dios está levantando una nueva generación de seguidores de Jesús que están asumiendo el reto de alcanzar a la juventud secularizada de Europa.

Gran parte de esto está ocurriendo en ministerios juveniles de iglesias locales de todo el continente, a veces con el apoyo de organizaciones como Josiah Venture,[11] que trabajan junto a iglesias de toda Europa Central y Oriental.

Algunos ministerios paraeclesiásticos han estado centrados en la próxima generación durante décadas: JUCUM, Los Navegantes e IFES Europa, por nombrar solo tres.[12] En años más recientes, nuevos movimientos[13] como 24/7 Prayer o Steiger han aportado nueva energía e ideas frescas sobre cómo llegar a «la mayor cultura no alcanzada hoy: la cultura juvenil mundial».[14] E iniciativas carismáticas como Awakening Europe, Holy Spirit Nights y The Send están llamando a jóvenes europeos a buscar un avivamiento.[15] En apoyo de todo esto, Youthscape está produciendo una investigación innovadora sobre el ministerio juvenil, y se ha abierto un nuevo centro de investigación juvenil en la Universidad Teológica Libre de Giessen, en Alemania.[16]

Incluso antes de que se produjera la pandemia, la Organización Mundial de la Salud informaba «una tasa elevada y creciente de problemas de salud mental y de comportamiento en adolescentes […] el 29% de las mujeres de 15 años y el 13% de los varones de 15 años de los países europeos dijeron ‘sentirse decaídos’ más de una vez a la semana».[17] El informe también reveló que el suicidio es la principal causa de muerte entre adolescentes (de 10 a 19 años) en los países de ingresos bajos y medios y la segunda causa en los países de ingresos altos en toda Europa.

El impacto del COVID-19 en la próxima generación ya ha sido enorme y podría tener implicaciones durante décadas. Quienes están en la etapa de educación han sufrido el cierre de escuelas y universidades, en algunos casos durante semanas o meses, y gran parte de la enseñanza continúa en línea.

La larga cola de la última recesión económica hace que muchos jóvenes europeos tengan un empleo precario, en el mejor de los casos, y la pandemia no ha hecho más que agravar esta situación. Sus perspectivas en cuanto a una carrera y la esperanza de emanciparse de sus padres y de formar algún día una familia, parecen haberse alejado aún más. No es de extrañar que todos estos trastornos e incertidumbres hayan tenido un alto impacto adicional en la salud mental de los jóvenes.[18]

Más positivamente, los jóvenes son «nativos digitales» que están mejor posicionados para aprovechar sus habilidades tecnológicas en un mundo pospandemia. También les ha resultado más fácil que a los adultos mayores relacionarse en línea. Los líderes de ministerios juveniles pudieron trasladar sus ministerios en línea sin problemas en la mayoría de los casos, aunque esto solo enfatizó lo que se había perdido durante el cierre. Como dijo un líder de un ministerio juvenil en un artículo sobre el impacto del Covid-19 en los jóvenes: «si no visitamos a todos ahora en sus hogares o en algún lugar afuera, habremos perdido a esta generación actual en la iglesia».[19]

La generación joven de Europa parece tan frágil y confusa, y su futuro tan incierto. Sin embargo, tal vez sea esto precisamente lo que Dios necesita: una generación joven que esté dispuesta a buscar más allá de la política humana las respuestas a cómo es la vida abundante. Necesitan nuestras oraciones y aliento, junto con la libertad de utilizar sus dones para la gloria de Dios. No habrá escapado a su atención que la mayor parte de la comunidad cristiana de la diáspora en Europa también es joven.

La mayoría de los avivamientos de la historia se han producido entre los jóvenes. Más aún, han sido dirigidos por jóvenes. La agencia de misión con la que trabajo, European Christian Mission, fue fundada en una reunión de oración en Estonia en 1903 por Ganz Raud cuando solo tenía 25 años. [20] JUCUM, OM y 24/7 Prayer fueron fundadas por personas en sus veinte. La reevangelización de Europa depende de esta próxima generación. Debemos liberarla para el liderazgo.

En la periferia, pero con humildad y esperanza

Andrew Walls observó que, a lo largo de la historia de la iglesia, los lugares que alguna vez habían sido centros del cristianismo a menudo declinaron. Sin embargo, a través de la misión, se crearon nuevos centros en la periferia. “En el momento en que el cristianismo estaba retrocediendo en Europa, las iglesias de África, Asia y América Latina estaban cobrando protagonismo. El movimiento del cristianismo es una expansión en serie, no progresiva».[21]

Dada la realidad de la fe cristiana en Europa hoy, este es un momento para la humildad, pero también para la esperanza. Porque siempre es en la periferia donde comienza el avivamiento cristiano. Este es un momento de enorme oportunidad para la colaboración entre las iglesias del Mundo Mayoritario y las iglesias nativas europeas, para que se planten nuevas iglesias y para que la próxima generación ocupe su lugar en el liderazgo.

¿Despertarán las iglesias europeas a lo que Dios está haciendo en su medio a través de las iglesias de la diáspora, los movimientos de plantación de iglesias y a través de la próxima generación? ¿Aprovecharemos la oportunidad de colaboración que Dios ha puesto ante nosotros?

El futuro de Europa depende de ello.

Nota del editor: Este es un extracto editado del reciente libro de Jim Memory Europe 2021: A Missiological Report, que el teólogo Chris Wright ha denominado «una lectura esencial para todos aquellos que, en cualquier parte del mundo, están preocupado por la misión en, desde y hacia el continente europeo». Lea el informe completo.

Endnotes

  1. Andrew Walls, The Missionary Movement in Christian History (Edinburgh: Clark, 1996); Walls, The Cross-cultural Process in Christian History (Maryknoll: Orbis, 2002)
  2. Harvey Kwiyani, “Blessed Reflex: African Christians in Europe,” Missio Africanus 3, no. 1 (2017), accessed 2 May 2020, https://decolonisingmission.com/wp-content/uploads/2019/05/Harvey_Kwiyani_Blessed-Reflex-African-Christians-in-Europe.pdf.
  3. Ibid, 45
  4. Anderson Moyo, “An Intercultural Church Perspective on Mission in Europe,” Lausanne Europe Conversation, September 2020, accessed 18 June 2021, https://www.lausanneeurope.org/an-intercultural-church-perspective-on-mission-in-europe; Jim Memory, ‘God’s New Society: Multicultural Churches in Today’s Europe’, Vista 26, no. 1 (2017), accessed 18 June 2021, https://static1.squarespace.com/static/5e3426c42a9bf131f7073b78/t/5e35ab52216623779652bf29/1580575579495/vista+issue+26+january+2017.pdf.
  5. Conseil National des Évangéliques de France, https://www.lecnef.org/page/170867-le-cnef
  6. M4, https://m4europe.com; Multiplication Network, https://www.multiplicationnetwork.org; Relational Mission, https://www.relationalmission.org; Lausanne Church Planting Network, https://lausanne.org/networks/issues/church-planting; City to City, https://www.citytocityeurope.com; Acts29, https://www.acts29.com; NC2P, http://nc2p.org
  7. ECM, https://www.ecmi.org; GEM, https://gemission.org; Operation Mobilisation, https://www.om.org/en; Communitas, https://gocommunitas.org
  8. ICP Network, https://icpnetwork.eu; GCCM, https://ccx.org.uk; ELF, https://euroleadership.org
  9. Fresh Expressions, https://freshexpressions.org.uk; see also Michael Moynagh, “Christian Communities for Every Context: The complementary and transforming ministry of ‘fresh expressions,’” Lausanne Global Analysis 9, no. 5 (2020), https://lausanne.org/content/lga/2020-09/christian-communities-for-every-context.
  10. The Turning, http://theturning.eu; Go Movement, https://www.gomovement.world/en; The Navigators, https://www.navigators.org/navigators-worldwide
  11. Josiah Venture, https://www.josiahventure.com
  12. YWAM, https://www.ywam.eu; IFES Europe, https://ifesworld.org/en/region/europe
  13. 24/7 Prayer, https://24-7prayer.com; Steiger, https://steiger.org
  14. Luke Greenwood, Global Youth Culture: The Spiritual Hunger of the Largest Unreached Culture Today (Steiger International, 2019)
  15. Awakening Europe, https://www.awakeningeurope.com; Holy Spirit Nights, https://holyspiritnight.com; The Send, https://thesend.no/en
  16. Youthscape, https://www.youthscape.co.uk; Free Theological University Giessen, https://www.fthgiessen.de
  17. World Health Organisation, “Adolescent mental health in the European Region” (2018), accessed 18 June 2021, https://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0005/383891/adolescent-mh-fs-eng.pdf.
  18. Timothy Ogden, “COVID-19 lockdowns taking a heavy toll on the mental health of young people,” New Europe, 8 January 2021, accessed 19 March 2021, https://www.neweurope.eu/article/covid-19-lockdowns-taking-a-heavy-toll-on-the-mental-health-of-young-people.
  19. Evi Rodemann, “Mission in a COVID Crisis: Youth Implications,” WEA Mission Commission, 6 August 2020, accessed 19 March 2021, https://weamc.global/covid-youth.
  20. John Butterworth, God’s Secret Listener: The Albanian army captain who risked everything (Monarch: Oxford, 2010), 52.
  21. Andrew Walls, “The Expansion of Christianity: An Interview with Andrew Walls,” The Christian Century, 2-9 August 2000, 792-799, https://www.religion-online.org/article/the-expansion-of-christianity-an-interview-with-andrew-walls.

Photo credits

Photo by Sam Balye on Unsplash

Photo by Vince Fleming on Unsplash

Image by Rudy and Peter Skitterians from Pixabay

Photo by Rosie Sun on Unsplash

Jim Memory es miembro del Equipo de Liderazgo Internacional de la Misión Cristiana Europea (ECM), supervisa el trabajo de ECM en 23 países en toda Europa y dirige el Grupo de Visión y Estrategia de ECM. Es profesor, conferenciante y uno de los editores fundadores de Vista, una revista basada en la investigación sobre temas cruciales para la misión en Europa. También forma parte del grupo directivo de Lausanne Europa. Conversación y Reunión 20/21. Evangelio Dinámico-Nueva Europa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*