La misión integral se define como “la tarea de llevar toda la vida bajo el señorío de Jesucristo” e incluye la afirmación de que no existe ninguna dicotomía bíblica entre la responsabilidad evangelística y la social al llevar la paz de Cristo a los pobres y oprimidos. Esto se aclaró aún más en el encuentro de 2001 de la Red Miqueas, en Oxford, como «la proclamación y demostración del evangelio», haciendo hincapié en que no se trata simplemente de que la evangelización y la participación social se hagan juntas, sino que «nuestra proclamación tiene consecuencias sociales al llamar a la gente al amor y al arrepentimiento en todas las áreas de la vida» y que «nuestra participación social tiene consecuencias evangelísticas al dar testimonio de la gracia transformadora de Jesucristo».

La red temática Misión Integral del Movimiento de Lausana existe para los siguientes propósitos:

  1. Ser una voz, para guiar a la iglesia en el desarrollo de los fundamentos teológicos y filosóficos para la misión integral.
  2. Ofrecerse como un recurso para otros que buscan practicar la misión integral.
  3. Promover que la iglesia cumpla con su llamado a la misión integral a través de la palabra y los hechos.
  4. Recopilar y poner a disposición recursos, modelos y estándares a través del sitio web de Misión Integral.

El evangelio cuestiona la idolatría del consumismo desenfrenado. Somos llamados, como personas que sirven a Dios y no a las riquezas, a reconocer que la avaricia perpetúa la pobreza, y renunciar a ella. Al mismo tiempo, nos regocijamos de que el evangelio incluya a los ricos en su llamado al arrepentimiento, y que los invite a unirse a la comunidad de los que han sido transformados por la gracia perdonadora. El Compromiso de Ciudad del Cabo II-B-3

Puede encontrar más materiales en la versión en inglés de esta página.