I. Ciudad del Cabo 2010: un impacto duradero

El Tercer Congreso de Lausana para la Evangelización Mundial de 2010, que reunió a más de 4.200 personas en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, y a unos 100.000 espectadores adicionales en más de 650 sitios de Global Link, costó unos 20 millones de dólares. ¿Valió la pena?

Según David Wills, ex presidente de National Christian Foundation, y Rob Martin, miembro de la junta directiva de First Fruit, Inc., cada dólar valió la pena. Recientemente han estimado que Ciudad del Cabo 2010 aumentó las donaciones a misiones mundiales en 100 millones de dólares por año durante los últimos diez años, lo que supone un total de 1.000 millones de dólares. Esto supone un retorno de la inversión de 50 a 1, o un neto de 980 millones de dólares para misiones.

Por increíble que sea, el mayor beneficio no ha sido el retorno financiero de la inversión, sino que el legado perdurable y continuo de Ciudad del Cabo 2010 es el retorno para el reino de almas salvadas, discípulos hechos y líderes formados. Ciudad del Cabo 2010 ha generado innumerables cambios de perspectiva y actitud, el intercambio de mejores prácticas más allá de fronteras geográficas y la intersección de múltiples disciplinas para descubrir soluciones innovadoras.

Si bien nunca sabremos el pleno impacto de Ciudad del Cabo 2010, podemos saber mucho mediante encuestas con preguntas abiertas. En octubre de 2020, el décimo aniversario del congreso, Lausana realizó una encuesta entre los participantes de Ciudad del Cabo. Más de 500 comentarios e historias fueron compartidos, y más del 99% de los encuestados hablaron de beneficios positivos diez años después por haber asistido a Ciudad del Cabo 2010.

El resto de este documento es un informe sobre los resultados de esa encuesta, y algunas de las convocatorias de reencuentro que tuvieron lugar el año pasado.

II. Impacto individual

“Un mosaico de culturas, pueblos y lenguas [. . .] un atisbo de lo que el libro del Apocalipsis describe como cada pueblo, lengua y tribu adorando a Jesús, el Cordero de Dios».

Afirmación de la encuesta: “Lo que aprendí en Ciudad del Cabo 2010 tuvo un impacto en mi vida y en mi ministerio”. El 96% de los encuestados estuvo de acuerdo (36%) o muy de acuerdo (60%) con esta afirmación.

 

Muchos de los participantes de Ciudad del Cabo 2010 sintieron una convicción personal a través del encuentro para lanzar nuevos ministerios y esfuerzos misioneros en zonas de todo el mundo.

Se realizaron nuevos esfuerzos evangelísticos entre el pueblo marwari (una tribu indígena hindú), donde se han establecido más de 100 iglesias caseras en los últimos diez años, y entre el pueblo fulani del África subsahariana, donde ha florecido el acercamiento a la comunidad musulmana y el ministerio de la Biblia en audio.

Uno de los participantes fundó Global Link Afrika, un ministerio de movilización misionera que trabaja para enviar misioneros de iglesias locales en Uganda, y otra participante fundó Women in the Window International, que desde entonces ha equipado y empoderado a cientos de mujeres líderes en África, Asia y Oriente Medio. En Etiopía, Ciudad del Cabo 2010 suscitó una nueva era de envío de misioneros, y en la actualidad un número importante de misioneros etíopes sirven fuera del país.

Nuevas misiones en la iglesia rumana

“Sentí una fuerte motivación para involucrarme en la movilización de la iglesia. Por ello, empecé a movilizarme simplemente para la misión en Rumanía y para los rumanos dispersos por Europa. Mirando hacia atrás, veo cientos de iglesias que asumieron la Gran Comisión, miles de creyentes que se dieron cuenta de la importancia de la misión y cientos de jóvenes alistados en misiones a corto plazo o dedicados al ministerio a largo plazo”.

Misión existente, ministerio nuevo

“Participé en Ciudad del Cabo 2010 como presidente de la Asociación de Misiones Evangélicas de Ghana, y desde entonces he sido más activo en conseguir que el movimiento misionero nacional lleve adelante la agenda de los grupos poblacionales no alcanzados”.

III. Conexiones significativas

“Ciudad del Cabo ayudó a sentar las bases para una mayor armonía y respeto mutuo entre varios misioneros que trabajan con diferentes filosofías ministeriales entre los musulmanes”.

Afirmación de la encuesta: “A través de Ciudad del Cabo 2010, me conecté con otros líderes cristianos cuyas sugerencias condujeron a mayores frutos en el ministerio, al lanzamiento de un nuevo ministerio o a los negocios como misión”. El 86% de los encuestados estuvo de acuerdo (46%) o muy de acuerdo (40%) con esta afirmación.

Conectar a influenciadores es uno de los principales objetivos del Movimiento de Lausana. A través de grupos de mesa, talleres, comidas compartidas y mil otros momentos inesperados y divinamente orquestados, la mayoría de los participantes experimentaron el poder de la conexión. He aquí algunas instantáneas de las muchas historias que escuchamos:

  • Un almuerzo entre dos delegados, uno de Australia y otro de Sudáfrica, generó una disertación y, finalmente, la creación de un ministerio local permanente en Sudáfrica.
  • Un participante de Ciudad del Cabo 2010 produjo la película Los traficantes sobre un ex capo de la droga de Tijuana, México, que conoce a Cristo en la cárcel. La película se ha proyectado en muchas cárceles, en un importante canal de televisión por cable en español y en cines y festivales de cine de todo el mundo. Y no podría haberse hecho sin Ciudad del Cabo 2010, donde una conexión de grupo de mesa llevó a cubrir un papel clave en el equipo de filmación.
  • Las salas de oración judía y palestina se encontraban una al lado de la otra en Ciudad del Cabo 2010. Los dos grupos decidieron reunirse en una misma sala, con cierta tensión al principio, pero “mientras orábamos, los muros comenzaron a caer y nos abrazamos con auténtico afecto cristiano”.

Una conexión conduce a la acreditación de una escuela

“Mi esposa y yo llevábamos 12 años dirigiendo una escuela de formación musical y adoración en el Reino Unido antes de Ciudad del Cabo 2010 [y] seguía sin estar acreditada debido a las peculiaridades del sistema académico británico. Hacía muchos años que quería ponerme en contacto con Trevor Sampson, uno de los directores [acreditadores] de adoración. Decidí asistir a un seminario organizado por él con la esperanza de ponerme al día.

El lugar del evento cambió a último momento y, de camino a la nueva sala, me encontré caminando junto a Trevor. Vio mi tarjeta de identificación, que decía “Coventry, Reino Unido” y me dijo: “Oh, Coventry. Allí hay una escuela de adoración con la que he querido conectarme por años. ¿La conoce?”. En ese momento le dije: “Yo empecé esa escuela y también he querido conectarme con usted”. Esa noche tomamos un café y hablamos durante tres horas. Trevor me puso en contacto con un amigo en Londres que se ocupó de la acreditación de nuestro programa de estudios, algo que había permanecido atascado durante años. Claramente, una cita ordenada por Dios que ocurrió ‘fuera’ de la agenda del programa”.

IV. Colaboración/asociaciones

“Sentimos una gran deuda con Lausana y su capacidad para convocar al mundo, construir sobre grandes ideas y hacer una gran diferencia”.

Afirmación de la encuesta: “A través de Ciudad del Cabo 2010, entré en una asociación de colaboración con otro líder o líderes cristianos que produjo mayores frutos en el ministerio, al lanzamiento de un nuevo ministerio o a los negocios como misión”. El 70% de los encuestados estuvo de acuerdo (39%) o muy de acuerdo (31%) con esta afirmación.

Algunos de los mayores impactos de Ciudad del Cabo 2010 se han producido gracias a colaboraciones catalizadoras entre participantes. Un asombroso 70% de los encuestados afirmó haber establecido una asociación de colaboración como resultado del encuentro, muchos de ellos con otro participante de Ciudad del Cabo 2010.

Serbia e India se benefician mutuamente

“Conocí a un líder de India que dirige un seminario bíblico allí, similar al ministerio que yo dirijo en Serbia. Nos hicimos muy amigos y compañeros de trabajo. He ido a India a enseñar un par de veces, junto con algunos profesores de nuestro seminario. Pronto recibiremos a un líder de India aquí en Serbia. Nuestra relación ha traído muchas bendiciones a nosotros y a nuestro ministerio. ¡Alabado sea Dios!”.

El grupo de mesa se sigue ampliando

“Conocí a muchos líderes siervos maravillosos y continúo en contacto con mi mesa. Ciudad del Cabo 2010 también me permitió presentar a varios líderes mundiales clave que son amigos míos. En enero de 2015 organicé un encuentro de una semana en mi casa para estos líderes siervos de diferentes países, junto con otros líderes con mentalidad de reino, y comenzamos una red líquida, ayudándonos mutuamente en el trabajo mundial entre pueblos no alcanzados, integrando varias áreas de experiencia y conocimiento, y hemos seguido reuniéndonos durante una semana cada enero. Los asistentes han iniciado ahora otra rama en la región mediterránea. Ciudad del Cabo 2010 fue crucial para que Dios desarrollara esto».

Una iglesia del centro de la ciudad encuentra oportunidades de misión

“La Iglesia Bautista de Uptown, en el centro de Chicago, colaboró con la princesa Kasune Zulu, una de las oradoras principales de Ciudad del Cabo, y con Fountain of Life, en Zambia, para llevar las buenas nuevas, suministros médicos y agua potable a aldeas de Zambia. Desde entonces, hemos adoptado al grupo poblacional zaramo en Tanzania y hemos realizado múltiples viajes misioneros a las aldeas para llevar el evangelio de Jesucristo. Hemos plantado con éxito dos iglesias en las aldeas bajo el liderazgo de misioneros de la IMB. ¡A Dios sea toda la gloria!».

Iniciativa Lausana-Ortodoxos

“En Ciudad del Cabo 2010, un pequeño número de líderes evangélicos se reunió con algunos de los observadores ortodoxos presentes, lo que dio lugar al nacimiento de la Iniciativa Lausana-Ortodoxos. Diez años después, hemos crecido hasta convertirnos en una red mundial de líderes ortodoxos y evangélicos que buscan animarse y fortalecerse mutuamente en la misión de Dios. Hemos celebrado consultas periódicas, hemos emprendido proyectos juntos y estamos a punto de publicar nuestro segundo libro”.

Redes existentes mejoradas/ampliadas

Varias redes temáticas de Lausana experimentaron un punto de inflexión en Ciudad del Cabo 2010 y han seguido expandiéndose desde entonces.

Tim Keller, Bob Doll y Mac Pier, todos participantes de Ciudad del Cabo 2010, se reunieron en dos desayunos durante el encuentro. Estos encuentros los llevaron a asociarse —un pastor, un líder del mundo de los negocios y un experto en organizaciones sin fines de lucro—, el tipo de asociación que creían que era la clave para la aceleración del evangelio en la ciudad de Nueva York. A partir de su colaboración en Ciudad del Cabo, Movement Day, que sirve como red del Movimiento de Lausana en las ciudades, se aceleró hasta convertirse en un movimiento mundial. El crecimiento exponencial ha llevado a que 2.000 participantes de 900 ciudades se reúnan en el reciente evento virtual del 10º aniversario.

Antes de 2010, las corrientes de la traducción de la Biblia y el compromiso con las Escrituras se consideraban a menudo entidades separadas. En Ciudad del Cabo, sin embargo, estas dos corrientes se unieron bajo el tema común de la erradicación de la pobreza bíblica. Esta asociación entre traducción y compromiso ha llevado al florecimiento de ambos esfuerzos. La traducción ha pasado de ser un proyecto mayoritariamente occidental a uno verdaderamente mundial, con personas de más de 100 países trabajando en traducciones para más de 2.007 idiomas. Y la energía de Ciudad del Cabo 2010 ha alimentado un movimiento creciente de compromiso con las Escrituras en el mundo. En la actualidad, las dos corrientes están unidas bajo la red temática Compromiso con las Escrituras.

De forma similar, las redes temáticas Los Negocios como Misión, Misión Integral y Ministerio Estudiantil Internacional son algunas de las muchas redes que han experimentado un crecimiento concreto y apasionante gracias a las conexiones establecidas en Ciudad del Cabo 2010.

V. El impacto de la participación en otros

“Después de la inerrante Palabra de Dios (la Biblia), El Compromiso de Ciudad del Cabo es el fundamento sobre el que se basan los valores y principios de nuestro ministerio”.

Afirmación de la encuesta: “A través de Ciudad del Cabo 2010, he usado lo que aprendí para capacitar, mentorear o entrenar a otro(s) cristiano(s)”. El 88% de los encuestados está de acuerdo (46,3%) o muy de acuerdo (41,3%) con esta afirmación.

En seminarios, universidades, iglesias, consultas, hospitales y otros innumerables entornos, los participantes de Ciudad del Cabo 2010 tomaron lo que aprendieron y lo pusieron en práctica, educando a otros mediante mentoreo, formación y entrenamiento.

El Compromiso de Ciudad del Cabo ha sido uno de los documentos más impactantes que surgieron del encuentro. No solo ha servido como hoja de ruta para el Movimiento de Lausana durante los últimos 10 años, sino que sigue influyendo en la educación de seminarios, en agencias de envío de misiones y en otros ministerios.

A. Formación, mentoreo y entrenamiento

“Utilicé lo que aprendí en Ciudad del Cabo para enseñar a mi personal aquí en Korean Mission General Hospital de Corea”.

“El estudio de Efesios [en Ciudad del Cabo 2010] cambió radicalmente mi forma de aprender las Escrituras, y animo a hacer lo mismo a los que están en mi ministerio ahora”.

B. Impacto continuo de El Compromiso de Ciudad del Cabo

Académicos

“Hace unos años empecé a enseñar Negocios como Misión en el seminario basándome en las ideas y materiales que recibí en Ciudad del Cabo. El Compromiso de Ciudad del Cabo es el documento esencial en todos mis cursos de misionología”.

Crecimiento exponencial de la eficacia del desarrollo del liderazgo

“Hasta 2010, nos habíamos centrado en el desarrollo del liderazgo, pero descubrimos que, aparte de que los alumnos confesaran genuinamente su creencia y adhesión a principios y valores, los líderes capacitados no mostraban una capacidad sólida que les permitiera cambiar sus patrones en la vida personal y el ministerio. En Ciudad del Cabo 2010, la conexión de un liderazgo construido sobre una base sólida de discipulado nos hizo toparnos con un valor clave para nuestro futuro ministerio. Desde entonces, hemos centrado alrededor de tres cuartas partes de nuestros esfuerzos ministeriales en el desarrollo personal espiritual y del carácter de los líderes cristianos. La cuarta parte restante se ocupa de aspectos del desarrollo del liderazgo. Y los resultados son generalizados: los líderes y el impacto que tienen han crecido tremendamente”.

VI. Conclusión

Estas historias y citas son solo una muestra representativa de los cientos de comentarios positivos generados por la encuesta. En resumen, Ciudad del Cabo 2010 hizo avanzar a la iglesia mundial en el cumplimiento de su misión de las siguientes formas:

  • Cambiando las perspectivas y actitudes de muchos líderes de misión mundiales
  • Lanzando nuevos ministerios de evangelización y discipulado
  • Conectando influenciadores e ideas para la misión mundial
  • Fomentando asociaciones e iniciativas de colaboración entre líderes de misión mundiales
  • Alentando la cooperación interdisciplinaria para encontrar soluciones innovadoras y creativas
  • Generando indirectamente cientos de millones de dólares para las misiones
  • Creando El Compromiso de Ciudad del Cabo

A Dios sea la gloria por todo lo que ha hecho a través de Ciudad del Cabo 2010, por todos los que participaron en el encuentro y por todos los que lo hicieron posible mediante su generosa inversión en el reino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*