Una pierna cansada

¡Crack! El pedal izquierdo se rompió de una bicicleta alquilada en Kunming, China, a mitad de camino de nuestra gira de oración en bicicleta. Nuestro frustrado compañero de equipo regresó lenta y dolorosamente al hotel. Durante todo el trayecto, su pierna izquierda colgaba inútilmente, mientras su agotada pierna derecha pedaleaba a lo loco.

La divertida escena nos recordó a un amigo plantador de iglesias indio que dijo: «Puedes andar en bicicleta con un solo pedal, pero seguramente es más fácil con dos».

Hombres y mujeres pueden reflejar el poderoso diseño de Dios de un gobierno justo juntos o la perversión del enemigo que acrecienta el orgullo y la rebelión.

Dios creó y comisionó tanto a hombres como a mujeres para que se unieran a él en su esfuerzo por proclamar su reino a todas las naciones (Mateo 24:14). Dios llama «muy buena» a su creación y su comisión a hombres y mujeres. En la actual batalla cósmica, hombres y mujeres pueden reflejar el poderoso diseño de Dios de un gobierno justo juntos o la perversión del enemigo que acrecienta el orgullo y la rebelión.

En este artículo, a través de la lente de los cinco primeros mandatos de Dios, examinamos las tendencias clave de la colaboración entre hombres y mujeres, algunas eternamente beneficiosas y otras devastadoras. Mientras lo hacemos, ofrecemos sugerencias prácticas para honrar a Cristo y beneficiar a la sociedad. Al final, vemos cómo Jesús repite los mandatos de Génesis 1:28 en Mateo 28.

Los cinco primeros mandatos en Génesis 1

Dios honró y bendijo al primer hombre y a la primera mujer, y dio a ambos cinco mandatos clave. Aquí encontramos el deseo de Dios de bendecir a la humanidad y reconocemos el amplio mandato de Dios.

[Dios] los bendijo con estas palabras: “Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo” (Génesis 1:28).

Claramente, Dios pretendía que tanto hombres como mujeres compartieran estos mandatos/bendiciones, porque utilizó cinco verbos hebreos imperativos en plural. Además, note que Dios utilizó pronombres plurales, bendiciendolos e intruyéndolos. Dios diseñó la colaboración entre hombres y mujeres desde el principio.

Los verbos hebreos y sus significados en este versículo incluyen: Parah (פָרָה) Ser fructífero, Rabah (רָבָה)   Multiplicar, Male (מָלֵא) Llenar, Kabash (כָּבַשׁ) Someter, Radah (רָדָה)  Gobernar

Mandato#1: parah פָרָה (ser fructífero)

¡El primer mandato de Dios a la humanidad es parah! Dios dijo a la primera pareja que «disfruten el uno del otro» y procreen personas que reflejen la imagen de Dios. Nadie es tan necio como para pensar que un único género puede cumplir la tarea solo. Del mismo modo, en la iglesia, Dios pretende que tanto hombres como mujeres sean discípulos que produzcan fruto y porten la imagen de Dios.

Beneficios divinos

Las mujeres representan alrededor del 60% de la iglesia mundial, y todos los creyentes son necesarios para hacer discípulos. La iglesia china, previamente la de más rápido crecimiento, dio un fruto asombroso cuando hermanos y hermanas trabajaron, se sacrificaron y sufrieron. Equipos evangelísticos femeninos se dispersaron y el Espíritu Santo envalentonó a hombres y mujeres a predicar por igual.[1] La iglesia iraní, la que más rápidamente crece ahora, ha florecido en un contexto de persecución. Las mujeres están multiplicando discípulos junto a los hombres.[2] En India, ha comenzado un movimiento con miles de mujeres equipadas como plantadoras de iglesias junto a hombres, produciendo decenas de miles de nuevos discípulos.[3]

Estragos demoníacos

El enemigo trabaja para impedir que hombres y mujeres produzcan fruto abortando vidas, corrompiendo matrimonios y desalentando la formación de discípulos. El aborto es el mayor genocidio que haya afectado jamás a la humanidad. Anualmente, mueren más de 40 millones de bebés.[4] El mundo registra 125.000 abortos diarios.[5] El divorcio trae división. Con la reciente pandemia del COVID-19, la tasa de divorcios se disparó 34% en EE.UU.[6] Matar a niños antes de nacer y separar familias reduce el fruto físico, pero el enemigo quiere especialmente limitar el fruto espiritual. La investigación de Barna señala que menos de la mitad de los cristianos en EE.UU. se sienten obligados a compartir su fe, y menos aún llegan a hacer discípulos.[7]

Para ser fructíferos contra los planes del enemigo, tanto hombres como mujeres pueden:

  • Promover la vida y la verdad: defender a los niños por nacer, ayudar a los niños en riesgo, adoptar o acoger. Negarse a creer la mentira de que el aborto es un «derecho de la mujer» o que los niños son una carga para el planeta.
  • Convertirse en hacedores de discípulos: crecer en habilidades y destrezas. Capacitar a hombres y mujeres para que compartan y defiendan su fe.

Mandato #2: rabah רָבָה (multiplicar)

¡El segundo mandato de Dios es rabah! Este imperativo significa que hombres y mujeres deben propagar la vida abundante de Dios rápidamente (multiplicar, más que sumar). Mientras que dar fruto replica vida, rabah aumenta la velocidad y la abundancia.

Beneficios divinos

Cuando hombres y mujeres extienden exponencialmente la vida de Dios a todo el mundo, muchos son bendecidos. En el mundo empresarial, el aumento de la colaboración entre hombres y mujeres produce un rendimiento significativamente mayor y sigue el diseño de Dios.[8] Los Grupos Poblacionales no Contactados/Alcanzados (UUPG) logran acceder al evangelio porque hombres y mujeres audaces salen a contárselo.[9] El desarrollo de métodos para multiplicar discípulos, líderes, iglesias y movimientos requiere la estrategia de unidad de Jesús, que hará que “el mundo reconozca” (Juan 17:23).[10]

Estragos demoníacos

¡El enemigo quiere que hombres y mujeres perviertan el mandato de Dios mediante la desunión y la división (no la multiplicación)! En ¿Por qué no la mujer?, Loren Cunningham, David Hamilton y Janice Rogers enumeran los siguientes impactos nocivos de la desunión entre hombres y mujeres:[11]

  • Ataque contra la fuerza laboral del evangelio
  • Ataque contra hombres y sus ministerios
  • Ataque contra mujeres
  • Ataque contra el carácter de Dios
  • Ataque contra la imagen de Dios

Tanto el feminismo como el masculinismo radical pueden conducir al merecimiento, ideas sesgadas de «justicia»[12] y discusiones sobre «derechos». Estas divisiones sociales pecaminosas colocan a hombres y mujeres como oponentes en lugar de colaboradores.

Para multiplicarse contra los planes del enemigo:

  • Ejemplificar y compartir: mostrar valores con acciones que honren tanto a hombres como a mujeres. Esto significa compartir el escenario, la sala de juntas y los ámbitos de toma de decisiones.
  • Enseñar el corazón de Dios: predicar sermones que dejan en claro que el mismo Espíritu Santo reside en ambos, y que Dios no mira la apariencia externa para determinar los dones espirituales.

Mandato #3: male מָלֵא (llenar)

¡El tercer mandato de Dios en Génesis 1 es male! Significa desbordar, satisfacer y reabastecer. Dios pretende que hombres y mujeres no dejen ningún área de la sociedad sin tocar con la gloria de Dios. Más bien, que impacten la cultura en todas partes en base a sus dones, pasión y experiencia.

Beneficios divinos

El alcance de la misión de Dios de llenar el mundo requiere plena participación. En los campos de cosecha de la atención médica, los medios de comunicación, el entretenimiento, la educación, las empresas o el gobierno, tanto hombres como mujeres pueden brillar y florecer en el testimonio del evangelio. Dios quiere que su pueblo se extienda a todos los rincones y lo represente como embajadores que hacen un impacto. Los pueblos de la diáspora, como los grupos de trabajadores del sudeste asiático, trabajan como empleados domésticos y obreros de la construcción en los estados árabes del Golfo y viven poderosamente su misión evangélica.[13]

Estragos demoníacos

Satan wants men and women to battle against each other, feel threatened, shrink back, and give up. Often idols of safety and pride or certain theology can reduce godly workers. East Asian sisters shared, ‘We gave our sweat and blood in prison for Jesus. Then Bible teachers from foreign countries came. They told us leadership is for men only, and we must sit down and not preach any more. What do we do? We don’t want to dishonor Jesus!’

To fill full the earth and fight against the enemy’s schemes:

  • Maximize the task—see the magnitude of the mission before us and how each plays a part. Laborers who understand their gospel significance in their respective fields can impact all of society.
  • Take risks—Jesus seeks godly risk-takers. Be women and men willing to courageously live out faith.

Mandato #4: kabash כָּבַשׁ (someter)

¡El cuarto mandato de Dios a su pueblo es kabash! Significa someter o sujetar. Jesús vino a destruir las obras del enemigo (1 Juan 3:8). Kabash no significa simplemente despejar tierras de cultivo o domesticar animales; Dios quiere la victoria sobre las tinieblas.

Beneficios divinos

Dios instruye a hombres y mujeres para que se unan a su misión victoriosa de aplastar al enemigo. Esto tiene un impacto directo en la sociedad, ya que el mal es eliminado y el evangelio suple necesidades. En Medio Oriente, consejeros profesionales (hombres y mujeres) ayudan a adictos a superar muchos problemas.[14] En otros países, en el nombre de Jesús, abogados creativos y valientes agentes encubiertos (hombres y mujeres) utilizan sus habilidades profesionales para infiltrarse, atrapar y procesar redes de tráfico de personas.[15],[16]

Estragos demoníacos

El enemigo quiere que hombres y mujeres se usen, exploten y conquisten mutuamente. Las drogas, la pornografía y las adicciones sexuales mantienen a millones de personas en esclavitud.[17] El entretenimiento, el placer, la distracción y la apatía impiden que millones de cristianos representen una amenaza para el enemigo.

Para vencer los planes del enemigo:

  • Despertar y luchar: deshacerse de los vicios que enredan. Combatir entretenimientos o tradiciones que adormecen y mantienen el control del enemigo.
  • Cambiar la visión del mundo: promover una mentalidad de guerra que reconozca los planes del enemigo. Equipar a quienes influyen en la liberación de ataduras demoníacas.[18]

Mandato#5: radah רָדָה (gobernar)

¡El quinto mandato de Dios a los hombres y mujeres es radah! Dios quiere que su pueblo gobierne y cuide de toda la creación. Gobernar la tierra no es una tarea asignada a un solo género. En Génesis 1, Dios les dice a «ellos» que dominen o gobiernen. Dios bendice a la humanidad con el liderazgo.

Beneficios divinos

Tanto a hombres como a mujeres se les dio el precioso y serio mandato de ejercer dominio. En el sur de Asia, en 2020, una red creciente de iglesias caseras comenzó a tener equipos de esposo y esposa que «cobautizaban» a nuevos creyentes. Su modelo honraba a las mujeres, protegía a los hombres de cualquier acusación y desarrolló confianza en la comunidad. En India y Singapur, las salas de juntas de empresas han demostrado ser efectivas cuando existe diversidad de género.[19] Compartir correctamente el poder revela una unidad divina; una fuerza atractiva del evangelio.

Estragos demoníacos

El enemigo trabaja para impedir que los creyentes gobiernen. Prefiere que los cristianos se retiren de las posiciones de poder, dejando a otros la responsabilidad de gobernar el mundo. Cuando los cristianos gobiernan, el enemigo quiere que sigan la cultura, promoviendo la insensatez y la comodidad, la apatía y la abdicación, y el gobierno deshonroso de unos sobre otros.

Para gobernar sobre los planes del enemigo:

  • Apuntar al carácter de Dios: en la Trinidad, cada persona ama, sirve y se entrega mutuamente a las otras personas, gobernando sin jerarquía eterna.
  • Combatir la caída: luchar contra las tendencias dominantes, la manipulación mentirosa, la esclavitud vergonzosa, el tráfico de personas y la pornografía.
  • No temer la responsabilidad: ejercer la autoridad de Dios con gracia y verdad.

Jesús repite Génesis 1:28

¡Jesús se hizo eco de los cinco mandatos en Mateo 28:18-20!

Hagan discípulos = Sean fructíferos

Vayan. . . a todas las naciones = Multipliquen

Enseñándoles. . .todo = Llenen

Obedecer. . .mis mandatos = Sometan

Toda autoridad en el cielo y en la tierra + Yo estaré con ustedes = Gobiernen

En su comisión final, Jesús repitió los primeros mandatos de Dios. Todo el cuerpo de Cristo debe multiplicar hacedores de discípulos, equipando a otros para que también vayan, enseñen y bauticen. La intención original de Dios en Génesis 1 fue redimida y restaurada por Jesús en Mateo 28, y debe seguir vigente hoy.

Reflejar el corazón de Dios sigue siendo imperativo, y Dios quiere que tanto hombres como mujeres se involucren.

Conclusión

Reflejar el corazón de Dios sigue siendo imperativo, y Dios quiere que tanto hombres como mujeres se involucren. Dios los equipa para estos propósitos, mientras que el enemigo busca descalificar y destruir el poderoso equipo de hombres y mujeres que Dios diseñó.

Por lo tanto, si su pierna derecha se siente agotada y su pierna izquierda simplemente cuelga, tal vez sea el momento de reparar su bicicleta. Libere a sus mujeres y a sus hombres para que pedaleen juntos en los cinco mandatos de Dios y para la Gran Comisión. Juntos, podemos cumplir la misión mundial de Dios.

Notas

  1. Alexander Chow, ‘The Remarkable Story of China’s Bible Women’, Christianity Today, posted March 16, 2018, https://www.christianitytoday.com/history/2018/march/christian-china-bible-women.html.
  2. Louisa Rodriguez, ‘The Surprising Leaders of Iran’s Underground Church’, Fruitful Living, posted October 19, 2019, https://www.fruitfullyliving.com/leaders-of-irans-underground-church/#.X8ugqNhKhPY.
  3. Research currently remains unpublicized due to security.
  4. Accessed April 19, 2021, https://www.worldometers.info/abortions/.
  5. Accessed April 19, 2021, https://www.worldometers.info/abortions/.
  6. Elizabeth Rosner, ‘US Divorce Rates Skyrocket Amid COVID-19 Pandemic’, New York Post, posted September 1, 2020, https://nypost.com/2020/09/01/divorce-rates-skyrocket-in-u-s-amid-covid-19/.
  7. ‘Is Evangelism Going Out of Style?’, Research Releases in Faith & Christianity, Barna, last modified December 17, 2013, https://www.barna.com/research/is-evangelism-going-out-of-style/.
  8. ‘Report: The Bottom Line: Corporate Performance and Gender Diversity’, Catalyst, last modified January 15, 2004, https://www.catalyst.org/research/the-bottom-line-connecting-corporate-performance-and-gender-diversity/.
  9. World Evangelical Alliance, Lausanne and Rise in Strength, accessed April 19, 2021, https://www.youtube.com/watch?v=5i_p-H5cMws.
  10. Resources, 24:14, accessed April 19, 2021, https://2414now.net/resources/.
  11. Loren Cunningham, David J Hamilton and Janice Rogers, Why Not Women? (Seattle: YWAM Publishing, 2000).
  12. Mimi Haddad, ‘Christian and Islamic Feminists in Dialogue’, Priscilla Papers, posted July, 31, 2020, https://www.cbeinternational.org/resource/article/priscilla-papers-academic-journal/christian-and-islamic-feminists-dialogue.
  13. Sadira Joy Tira and Tetsunori Yamamori, ‘Scattered and Gathered: A Global Compendium of Diaspora Missiology,’ Lausanne, posted December 21, 2016, https://www.global-diaspora.com/scattered-and-gathered-a-global-compendium-of-diaspora-missiology-2/.
  14. Kasr El Dobara Evangelical Church, accessed April 19, 2021, https://kdec.net/kdecold/church-ministries/family-counseling.html (Arabic resource).
  15. Rebecca Harris and Daniella Goncalves, ‘Combatting Human Trafficking: A Career Guide for Lawyers and Law Students,’ last modified Summer 2017, https://hls.harvard.edu/content/uploads/2008/06/Human-Trafficking-Guide-OPIA-2017.pdf.
  16. Heather Clawson, Nicole Dutch and Megan Cummings, ‘Law Enforcement Response to Human Trafficking and Implications for Victims: Current Practices and Lessons Learned’, Caliber, posted October 2006, https://www.ncjrs.gov/pdffiles1/nij/grants/216547.pdf.
  17. ‘The Vicious Truth About Drug Addiction and Alcoholism’, Focus on the Family, last modified May 1, 1999, https://www.focusonthefamily.com/parenting/the-vicious-truth-about-drug-addiction-and-alcoholism/.
  18. Ralph Winter, ‘Re-consecration to a Wartime Lifestyle’, Articles, Joshua Project, accessed on April 19, 2021, https://joshuaproject.net/assets/media/articles/a-wartime-lifestyle.pdf.
  19. Geeta, Dupati, ‘Gender diversity and firm performance: evidence from India and Singapore’, posted November 4, 2019, https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/00036846.2019.1676872?journalCode=raec20.

Photo credits

Photo by Naassom Azevedo on Unsplash

Chad y Leslie Neal Segraves son co-catalizadores de Lausana para la Cooperación entre Hombres y Mujeres para el Evangelio. Hace más de 20 años, cofundaron (y codirigieron) 10/40 Connections, una organización de misión que busca dar esperanza a pueblos no alcanzados para que escuchen, experimenten y multipliquen la buena noticia de Jesús en sus propios contextos. Después de haber vivido muchos años en India, China y Medio Oriente, Leslie y Chad obtuvieron su doctorado en Misiología en el Seminario Fuller, en 2009. En 2017, publicaron Engaged in Love and War: Awakening Commitment and Courage. Viven en el sudeste asiático con sus tres hijos.