Available in: English | Français | 한국어 | Português | Español |

“La Palabra se hizo carne y sangre, y se mudó al vecindario. . . Generoso por dentro y por fuera, veraz de principio a fin” (Juan 1:14, traducción de la versión The Message).

Nuestro Señor vino a nosotros para servirnos humildemente y bendecirnos generosamente. Así que “debemos llevar la iglesia, el cuerpo de Cristo con todo su compromiso espiritual y bendiciones, a las personas con discapacidad que no pueden asistir a la iglesia”, escribe Dave Deuel, Catalizador de Asuntos de Discapacidad de Lausana, en «Llevar la iglesia a las personas con discapacidad: una nueva iniciativa de la Red Asuntos de Discapacidad de Lausana”. Para complementar la misión tradicional, los profesionales vocacionales para la discapacidad pueden desempeñar un papel único en el hogar, en el trabajo y en nuestro vecindario, llevando el amor de Cristo y el cuidado espiritual a las personas allí donde se encuentran y equipándolas para el ministerio. “Las personas con discapacidad que sirven pueden crecer espiritualmente mientras reciben aliento para encontrar sus propios dones y su vocación”.

Para lograr la sanación y la transformación a través de la misión encarnada, necesitamos “cultivar el arte de escuchar y (re)imaginar” a través de tres aspectos clave: “lo verbal, el cuerpo y el silencio”, como nos invita Xiaoli Yang en «El poder transformador de la escucha profunda: (re)imaginar en la misión mundial”. Xiaoli, teóloga australiana de origen chino, utiliza la etimología china y otras tradiciones culturales para ilustrar lo que significa desarrollar “una encarnación holística de ‘escuchar’”. Como ejemplifica la encarnación de Cristo, “la misión autóctona y contextual debe surgir de un profundo sentido de la escucha y la imaginación en el terreno local, tanto entre nosotros como con aquellos a quienes servimos interculturalmente”. En los dos artículos siguientes veremos cómo se puede aplicar este principio de encarnación para llegar al Mundo Mayoritario.

A medida que “los misioneros del Mundo Mayoritario se incorporan cada vez más a la fuerza de trabajo mundial”, Paul Sungro Lee, un académico coreano que practica la misión mundial, argumenta en “Utilización de rasgos culturales autóctonos para misiones transculturales: aplicaciones misiológicas” que es más ventajoso para estos misioneros “conectarse íntimamente con personas de trasfondos similares en otras naciones del Mundo Mayoritario a las que son enviados a ministrar”. Podrán utilizar sus “atributos culturales autóctonos” comunes en sus estrategias misioneras. Ilustra este planteamiento dando ejemplos de los rasgos distintivos coreanos/asiáticos, brasileños/sudamericanos y kenianos/africanos. Por último, propone levantar “candidatos a misioneros que no tengan temor de realizar un análisis saludable de sus propias culturas, que comprendan las contextualizaciones transculturales del evangelio y que estén dispuestos a ir a las culturas circundantes subalcanzadas”.

En “Repensar la contextualización en Camerún: el enfoque contexto-emergencia para la comprensión cultural del evangelio”, Emmanuel Oumarou, misiólogo camerunés, investiga el estado de la contextualización en Camerún. Adopta un enfoque que describe como contexto-emergencia. “Este enfoque destaca la emergencia encarnada de las expresiones, formas y prácticas del cristianismo desde el interior de un contexto”, en contraste con el enfoque contexto-inserción, que “permite la adaptación de pensamientos y prácticas cristianos foráneas de la cultura de un misionero en una cultura de acogida”. Al evaluar la contextualización en Camerún, encuentra que el intento de los evangélicos de trasladar la fe cristiana a las culturas camerunesas locales se enmarca predominantemente en el enfoque contexto-inserción más que contexto-emergencia. “Esta orientación es perceptible en varias dimensiones de las expresiones evangélicas de la fe cristiana, como las dimensiones kerigmática, litúrgica y teológica”. “Para remediar esta situación y permitir una traducción adecuada de la fe cristiana en las culturas camerunesas”. “Para remediar esta situación y permitir una traducción adecuada de la fe cristiana en las culturas camerunesas”, el autor recomienda varios puntos de acción para los evangélicos cameruneses.

En Filipenses 2:5, se nos exhorta a tener “el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús”, la misma actitud y enfoque. Que los artículos de este número nos desafíen a ser como Cristo: ir a donde está la gente, vivir entre ellos, escucharlos, conectarnos íntimamente con ellos y servirlos humildemente.

El Análisis Mundial de Lausana también está disponible en inglés, portugués, francés y coreano. Por favor, envíe cualquier pregunta y comentario sobre este número a [email protected]. El próximo número se publicará en mayo de 2023.

Loun Ling Lee es la editora del Análisis Mundial de Lausana. Sus funciones anteriores incluyen la de disertante en Misión en Redcliffe College, Reino Unido, directora de formación de AsiaCMS, con sede en Malasia, directora ejecutiva de MSI Professional Services (Malasia), movilizadora de misiones con OMF (Singapur) y pastora de Grace Singapore Chinese Church.