Available in: English | Français | Português | Español |

Las organizaciones misioneras y las iglesias, que buscan ser buenas administradoras de sus limitados recursos, revisan periódicamente sus planes. ¿Qué y cómo deben priorizar en sus presupuestos anuales? ¿Programas o personas; cantidad o calidad; estrategia o creatividad con sensibilidad? ¿Podrían estos mantenerse en una sana tensión dentro de un enfoque equilibrado?

En «La proyectización de las misiones: ¿pensamiento ilustrado o modelo bíblico?», Kirst Rievan aborda la tensión entre los principios de los proyectos y los principios de la fe, ya que «en las últimas décadas, el movimiento de misiones ha experimentado una tendencia a la ‘proyectización’”. Algunas de las fuerzas que han alimentado este impulso son: la participación activa de donantes, las metas de misión ambiciosas y la profesionalización de las organizaciones. Tras considerar las ventajas y desventajas de un enfoque de misión centrado en proyectos, el autor examina «cómo se pueden aprovechar las oportunidades y mitigar los escollos». Un ejemplo de mitigación es contar con representantes nacionales en la asociación internacional del proyecto, lo que resulta «más sensible a la cultura y menos neocolonial».

Un enfoque equilibrado de la misión implicaría una cuidadosa investigación para comprender a las personas a las que llegamos y su situación, con «una actitud de apertura relacional». Tal fue el enfoque adoptado por Victor John y otros en el movimiento de plantación de iglesias, explicado en “Multiplicar discípulos en ‘el cementerio de las misiones’: el modelo bhoyapuri para plantar iglesias entre los no alcanzados”. En el artículo, Victor John y Dave Cole trazan un mapa de su innovador viaje desde el inicio y analizan los factores clave que han dado lugar a un trabajo fructífero y sostenible, desde desarrollar relaciones sensibles con los lugareños hasta el discipulado de creyentes locales, pasando por la búsqueda de la apropiación local y, en última instancia, el equipamiento y la confianza en el liderazgo local. La oración de los autores es que tales movimientos de «multiplicación de generaciones de comunidades de adoración» lleguen a todos los pueblos del mundo.

La hospitalidad es, ante todo, un ministerio hacia personas, especialmente extranjeros, como los refugiados, los solicitantes de asilo y los inmigrantes que se encuentran entre nosotros. No es solo un programa de un determinado departamento de una iglesia local. Esta es la convicción de Nestor Abdon al intentar destacar el modelo de servicios de asentamiento de The Peoples Church de Canadá en «Convertirse en la ‘celda de Cristo’ para migrantes: un modelo para el ministerio de hospitalidad en la diáspora de The Peoples Church de Toronto”. Tanto la compasión como la ayuda práctica del pueblo de Dios van de la mano para demostrar el amor y la presencia de Dios entre «personas que experimentan la pérdida de lo familiar». La singularidad de este modelo es la colaboración entre comunidades religiosas y organizaciones de asentamiento financiadas por el gobierno «donde las organizaciones de asentamiento ofrecían asesoramiento laboral, referencias para viviendas y otros servicios de asentamiento dentro de las instalaciones de la iglesia» y donde los profesionales cristianos ofrecían sus servicios voluntarios en diversas capacidades como «profesores de inglés como segunda lengua, facilitadores de estudios bíblicos, mentores de empleo, consejeros de salud mental y facilitadores de eventos».

Si hay algo positivo que ha surgido de la pandemia en los últimos dos años, es que valoramos a las personas y las relaciones mucho más que antes. Muchos han llorado la pérdida de seres queridos durante este tiempo. La pregunta que ha aflorado en la mente de los cristianos de Asia Oriental es: ¿Qué ha ocurrido con aquellos que han pasado de este mundo sin escuchar el evangelio o que no han articulado su creencia en Cristo? ¿Están realmente en el infierno sufriendo el fuego de la condenación eterna? ¿Se les dará una segunda oportunidad de conocer a Cristo? Y si aquellos que están considerando la fe en Cristo se convierten en cristianos mientras sus padres han fallecido sin la oportunidad de escuchar el evangelio, ¿implicaría esto que han abandonado a sus padres en el infierno y, por lo tanto, han dejado de ser filiales? En “El dilema de la salvación personal en culturas colectivas: cómo manejar la piedad filial desde un punto de vista misional”, I’Ching Thomas nos ayuda a entender esta dolorosa lucha desde perspectivas culturales y teológicas. Una forma de resolver este dilema es basar nuestra seguridad en el carácter de Dios y la «postura positiva hacia los antepasados» en las Escrituras. Deberíamos centrarnos en nuestra llamado a “ser obedientes y fieles al dar testimonio de las buenas noticias de Jesús», escribe.

Esperamos que este número nos haya estimulado y equipado como iglesia mundial para tomar mejores decisiones sobre la mayordomía de todo lo que Dios ha confiado a nuestro cuidado, incluidas las personas que nos rodean.

Al momento de escribir esto, los ucranianos han estado sufriendo las tragedias de la guerra. Muchos han huido como refugiados a países vecinos. Oramos por los cristianos ucranianos que luchan por vivir como seguidores y discípulos de Jesús en momentos de tanto conflicto y dolor. Que los cristianos de todo el mundo podamos responder con la compasión de Cristo y asistencia práctica, especialmente hacia aquellos que se encuentran en nuestros países.

El Análisis Mundial de Lausana también está disponible en inglés, portuguésfrancés. Por favor, envíe cualquier pregunta y comentario sobre este número a [email protected] El próximo número se publicará en mayo de 2022.

Loun Ling Lee es la editora del Análisis Mundial de Lausana. Sus funciones anteriores incluyen la de disertante en Misión en Redcliffe College, Reino Unido, directora de formación de AsiaCMS, con sede en Malasia, directora ejecutiva de MSI Professional Services (Malasia), movilizadora de misiones con OMF (Singapur) y pastora de Grace Singapore Chinese Church.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*