El cuidado de la salud personal (física, mental y emocional) ocupa gran parte de nuestros pensamientos estos días durante una pandemia. ¿Qué pasa con la salud espiritual de nuestras iglesias? ¿Cuándo fue la última vez que le dimos a nuestra iglesia local y regional un chequeo de salud completo? ¿Ha estado creciendo o disminuyendo? Para responder a esta pregunta con precisión, necesitamos una investigación exhaustiva y una reflexión profunda, analizando los diversos factores del crecimiento o el declive. El Dr. Peter Brierley, un estadístico que lleva más de 50 años recopilando y analizando estadísticas de iglesias, nos ofrece un modelo que demuestra cómo podría hacerse en «El cristianismo en el Reino Unido: tendencias de la iglesia en el siglo XXI”.

El «informe de salud» de Peter muestra un crecimiento negativo en algunas iglesias del Reino Unido y positivo en otras. Al observar un par de lecciones de las iglesias en crecimiento, aprendemos, por ejemplo, que “las iglesias pentecostales en el Reino Unido han explotado en los últimos 20 años, pasando de 2.500 congregaciones en 2000 a 4.200 en 2020”. Las iglesias más pequeñas de la diáspora, incluidas las asiáticas, europeas e indias, también están creciendo, y «la razón es simplemente (en su mayoría) que las iglesias evangélicas responden a las necesidades de las avalanchas de inmigrantes que llegan al Reino Unido”.

Este enfoque de satisfacer las necesidades de los inmigrantes que están entre nosotros motivó a cuatro organizaciones (Beit Sar Shalom, Missionary Church, Finnish Israel Mission y Jews for Jesus) y otras a empezar a trabajar juntas para alcanzar a israelíes en Berlín, como se ve en “Alcanzar a los israelíes en Berlín: dentro del mundo colaborativo de la evangelización de los judíos”. Los eventos organizados para ellos están «ideados para proporcionar un espacio seguro en un país extranjero donde pudieran hablar de temas profundos en su lengua materna». En el artículo, Aaron Lewin, director de Jews for Jesus Alemania, sostiene que la sinergia de su cooperación les ha permitido lograr mucho más que si hubieran optado por trabajar por separado. Reconociendo los numerosos retos que supone la colaboración de diferentes grupos para esta misión, da algunas recomendaciones útiles para fortalecer la asociación.

El crecimiento de la iglesia también podría provenir de iglesias más grandes que ayudan a congregaciones existentes, como muestran las estadísticas de la Iglesia del Reino Unido. En “Desarrollar iglesias en contextos hostiles: el potencial de los medios de comunicación y las comunidades locales”, Phill Butler, Asesor Superior de Estrategia de visionSynergy, afirma que “la dinamización de comunidades locales existentes y emergentes” y capacitar a sus líderes son «motores clave del crecimiento de la iglesia». Especialmente en zonas hostiles al mensaje cristiano, esto podría lograrse mediante el fortalecimiento (incluida la financiación) de medios de comunicación locales o de estrategias de comunicación sensibles y eficaces en el contexto local. Con este objetivo en mente, Phill destaca algunas prioridades para el contenido de los medios de comunicación sugeridas en una conferencia regional de evangelización en el norte de África. Una de las prioridades más importantes es «compartir historias, historias de casos y testimonios de líderes y otras comunidades que han experimentado una verdadera bendición cuando su comunidad local se convierte en un elemento reproductor del plan de Dios».

En esta era del cristianismo mundial, los líderes cristianos occidentales tienen el reto de convertirse en «líderes mundiales con una mentalidad mundial», escribe Mary Ho, directora ejecutiva internacional de All Nations, en “Cuando los líderes beben té juntos: una crítica del liderazgo cristiano occidental a la luz de las tendencias mundiales”. Con el crecimiento explosivo de la iglesia en el Sur global llega un fuerte aumento de líderes no occidentales que sirven en contextos socioeconómicos y religiosos extremadamente difíciles. Sus estilos de liderazgo también difieren de los de los líderes occidentales. Si los líderes occidentales creen que el futuro de la iglesia depende del éxito de la colaboración mundial, Mary sostiene que deben estar preparados, en primer lugar, para «aprender de la iglesia mundial que es predominantemente no occidental y se encuentra mayormente en el Sur global», y para «ajustar sus estilos de liderazgo para ser eficaces en diferentes culturas». Es una tarea difícil, reconoce, pero necesaria si queremos «comer y tomar el té juntos».

Que la fragancia de nuestra comunión en la mesa atraiga a muchos más que están fuera de la iglesia a la mesa de comunión del Señor.

El Análisis Mundial de Lausana también está disponible en inglés, portugués y francés. Por favor, envíe cualquier pregunta y comentario sobre este número a [email protected] El próximo número se publicará en noviembre de 2021.

Loun Ling Lee es la editora del Análisis Mundial de Lausana. Sus funciones anteriores incluyen la de disertante en Misión en Redcliffe College, Reino Unido, directora de formación de AsiaCMS, con sede en Malasia, directora ejecutiva de MSI Professional Services (Malasia), movilizadora de misiones con OMF (Singapur) y pastora de Grace Singapore Chinese Church.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*