Nuestro enfoque para este número es sobre los impactos a largo plazo del COVID-19 que nos afectan como individuos, iglesia y sociedad. Los artículos nos darán múltiples perspectivas —históricas, sociales, políticas, económicas, ambientales y teológicas— de la pandemia del COVID-19.

Empezamos con El COVID-19 y una búsqueda de paralelos históricos de Rory Macleod y David Taylor. Rory, Director Gerente de Análisis Objetivo, y David, el antiguo editor del Análisis Mundial de Lausana, buscan localizar las lecciones contemporáneas del COVID-19 dentro de los eventos históricos más amplios del período 1914-1945, que abarcó dos guerras mundiales. En particular, analizan los impactos sociales, económicos y ambientales de estos acontecimientos que son similares a los causados por el COVID-19. Hay muchas incertidumbres como resultado de tales calamidades, pero una cosa es cierta: el mundo posterior al coronavirus “se verá cambiado en algunos aspectos importantes”. Los autores desafían a los líderes cristianos a “organizar su pensamiento acerca de un paisaje con características importantes que permanecerán en gran parte desconocidas por un tiempo” y a “empezar a hacer planes prudentes para abordar los contextos cambiantes para sus propias operaciones”.

Aunque reconocemos que hay muchos retos y oportunidades para la misión en una era intra e interpandémica, la comprensión de las tendencias políticas, económicas, ambientales y sociales mundiales arrojará algo de luz sobre la “nueva normalidad” de la vida durante este período. En su artículo Hambrientos de buenas noticias en tiempos de pandemia, Carol Kingston-Smith, oradora independiente, escritora, mentora y cofundadora de Justice Initiative, nos guía a través de estas tendencias y sugiere tres ofrendas clave que la iglesia en misión podría ofrecer en respuesta “para servir al bien común con fe, esperanza y amor en un mundo intra e interpandémico”: la ofrenda de una presencia fiel y “enraizada”, la ofrenda del “amor y buen juicio” y la ofrenda de la colaboración.

“La pandemia del COVID-19 ha estimulado a los líderes de iglesias de todo el mundo a hacer preguntas inquisidoras sobre la vida de la iglesia. Cuando salgamos de la crisis y entremos quizás en una ‘nueva normalidad’, ¿deberían las congregaciones repensar el discipulado, la misión y la iglesia? Si es así, la experiencia de las ‘expresiones frescas’ ofrece un recurso para este autoexamen”, escribe Michael Moynagh, un teólogo anglicano líder en expresiones frescas. En Comunidades cristianas para cada contexto, además de sentar las bases teológicas de las “expresiones frescas”, Michael comparte algunos modelos prácticos para este enfoque integrado de la misión. Concluye que las “expresiones frescas” articulan la tradición transmitida por las congregaciones más antiguas “de manera innovadora para contextos no alcanzados”.

Repensar el discipulado y la misión es lo que Israel Oluwole Olofinjana desafía a la iglesia a hacer, especialmente a la iglesia de Occidente, en el contexto del sufrimiento mundial. Israel es el director fundador de Centre for Missionaries from the Majority World y un ministro bautista en el Reino Unido. En Misión descolonizadora sostiene que como “las personas del Mundo Mayoritario parecen sufrir más debido a problemas sistémicos y estructurales en nuestro mundo injusto”, la iglesia mundial puede aprender de los cristianos del Mundo Mayoritario y sus teologías sobre modelos de discipulado de toda la vida “enraizados en el sufrimiento y el sacrificio causados por la desigualdad económica social”. Pregunta: “¿Qué podría ser más emocionante que escuchar las voces de teólogos africanos o latinoamericanos en nuestra apologética, conversaciones misionales de iglesias y capacitación en el discipulado de toda la vida de Occidente?”, una pregunta que invita a la reflexión.

J. Kwabena Asamoah-Gyadu, profesor de Cristianismo Africano y presidente de Trinity Theological Seminary, Ghana. reflexiona sobre las celebraciones en 2020 de algunos de los acontecimientos más importantes del calendario cristiano: la Crucifixión, la Resurrección, la Ascensión y Pentecostés. Se celebraron «en el apogeo de la pandemia COVID-19». Nos invita a participar en su travesía bíblica a través de estos eventos en El calendario cristiano y el COVID-19 y a descubrir las similitudes en el contexto y el estado de ánimo entre estos eventos históricos y la pandemia actual. En todas estas situaciones, nos enfrentamos al “enigma del mal”, el sufrimiento y el dolor en la vida “contra la realidad de un Dios compasivo”. Nuestra esperanza reside en el poder soberano de Dios, ya que “en la historia de la salvación de Dios, el modo de confinamiento nunca es una condición permanente porque el mal nunca tiene la última palabra mientras él reina”, concluye Kwabena.

Oramos para que este número nos haya ayudado a discernir la guía del Espíritu hacia su “nueva normalidad”.

El Análisis Mundial de Lausana también está disponible en inglés, portugués y francés. Por favor, envíe cualquier pregunta y comentario sobre este tema a [email protected]. El próximo número se publicará en noviembre.

Loun Ling es la editora del Análisis Mundial de Lausana. Sus funciones anteriores incluyen la de disertante en Misión en Redcliffe College, Reino Unido, directora de formación de AsiaCMS, con sede en Malasia, directora ejecutiva de MSI Professional Services (Malasia), movilizadora de misiones con OMF (Singapur) y pastora de Grace Singapore Chinese Church.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*